Pezones Invertidos: Todo lo que deberías saber

Los pezones invertidos consisten en la ausencia de proyección del pezón. Es una alteración estética que ocasiona mucho complejo en las pacientes que la padecen. 

Causas: la causa que ocasiona los pezones invertidos es la escasa longitud de los conductos galactóforos, que son los “tubitos” que desde el tejido glandular mamario traslada la leche al pezón en las épocas de lactancia. 

Tipos de pezones invertidos: los pezones invertidos pueden ser reductibles e irreductibles. Se denominan pezones invertidos reductibles a aquellos que en determinadas circunstancias se produce una salida del pezón adoptando el mismo una morfología normal. Se denominan pezones invertidos irreductibles a los pezones que bajo ninguna circunstancia salen al exterior permaneciendo umbilicados durante todo el tiempo. 

Tratamiento: en los pezones invertidos reductibles en ocasiones el efecto de succión que el bebe realiza en el momento de la lactancia puede hacer que se solucione el problema. 

Si los pezones son irreductibles o la paciente no quiere esperar al periodo de lactancia para solucionarlo se pueden solucionar quirúrgicamente.  

Es una intervención sencilla que se suele hacer con anestesia local. Procedemos a evertir el pezón; realizamos una incisión en la punta del pezón y liberamos y seccionamos los conductos galactóforos que retraen el mismo. Posteriormente damos unos puntos internos para evitar la recidiva, que es la principal complicación de esta cirugía. Finalizamos la intervención dando unos puntos en la piel del pezón.  

Hay que informar a la paciente que si opta por el tratamiento quirúrgico de los pezones invertidos no podrá dar lactancia natural tras la cirugía.  

Si una paciente que no ha tenido pezones invertidos y en la edad adulta desarrolla retracción del pezón deberá acudir a su ginecólogo con urgencia ya que podría ser un signo de cáncer de mama. 

Deja una respuesta