Lifting facial – Rejuvenecimiento Facial

Con el paso del tiempo, la acción de la gravedad y los cambios de peso empiezan a aparecer los signos de envejecimiento: habitualmente lo primero que se pierde es la definición del óvalo facial, asociado frecuentemente a flaccidez cervical. Más adelante aparece una profundización de los surcos nasogenianos que se suele acompañar de un envejecimiento de la región orbitaria, por lo que muy frecuentemente esta cirugía se asocia a una blefaroplastia


El lifting facial es la técnica quirúrgica encaminada a conseguir un rejuvenecimiento de la región de la cara.  
Además de la flaccidez, el envejecimiento facial se suele asociar a pérdida volumétrica en la región malar, por lo que es casi constante combinar el lifting facial con el lipofilling o inyección de grasa obtenida del paciente, habitualmente de la región abdominal

Técnica Quirúrgica 

Esta cirugía la hacemos bajo anestesia local y sedación: aunque es una intervención relativamente larga, la cara se puede anestesiar con facilidad y nuestros anestesistas tienen la capacidad de mantener al paciente sedado, confortable y controlado durante todo el procedimiento.  

La magnitud de esta cirugía dependerá de la edad de los pacientes y del grado de envejecimiento. La tendencia actual consiste en operar pacientes más jóvenes que hace unos años, lo que requerirá cirugías menos ambiciosas (minilifting) con cambios menos evidentes y recuperaciones más rápidas, aunque esto dependerá del grado de envejecimiento de cada paciente. 

El proceso

La incisión suele iniciarse en el borde del pelo, más o menos a la altura de la patilla, con la intención de que, cuando extirpemos la piel sobrante, no quitemos piel con pelo y así no retrasar la línea de implantación capilar, que es un estigma muy evidente de lifting. Posteriormente desciende por el borde anterior de la oreja utilizando, algunos relieves de la misma, que hacen que con el tiempo la cicatriz sea prácticamente imperceptible. Al llegar al lóbulo lo rodea continuando por la parte posterior de la oreja y cruzando por la región retroauricular. 

En ocasiones tenemos que asociar una pequeña cicatriz por debajo del mentón, cuando necesitamos realizar un rejuvenecimiento más intenso de la región cervical. 

Una vez realizada la incisión, realizamos un despegamiento de la piel de la cara y del cuello. Este despegamiento tiene que ser cuidadoso y homogéneo y será tanto más importante cuanto mayor sea el grado de corrección que precisas.  

Debajo de la piel encontraremos el SMAS (acrónimo de Superficial Musculo Aponeurotic Sistem) y es en esta estructura sobre la que aplicaremos la tracción para conseguir el rejuvenecimiento facial que deseamos. Esto nos permitirá un rejuvenecimiento facial armónico sin aplicar tracción sobre la piel, lo que provocaría resultados poco naturales, poco duraderos y con cicatrices de mala calidad. 

En función de las necesidades realizaremos una plicatura (acortamiento) del SMAS en los casos de rejuvenecimientos más leves o un colgajo (levantar una solapa) de SMAS , si precisamos más corrección. A nivel cervical encontramos en músculo platisma que es la denominación del SMAS a nivel cervical; sobre este mismo podemos hacer lo mismo: plicarlo o hacer u colgajo. 

Una vez realizado el tratamiento del SMAS extirparemos el excedente de piel. Para entender la relación entre el SMAS y la piel podemos poner el ejemplo de hacer una cama: en el concepto de lifting antiguo se tensaba la piel como si pretendiéramos hacer una cama tirando de la colcha. En el lifting actual traccionamos del SMAS (sábana) y será éste el que lleve a la piel (colcha) a su posición, extirpando la piel sin tensión lo que nos ofrecerá un resultado natural y cicatrices sin tensión, lo que redundará en cicatrices de buena calidad. 

Antes de finalizar la cirugía solemos colocamos un par de drenajes (unos tubitos que permiten la aspiración de líquido). Cerramos las incisiones con múltiples puntos muy finos para conseguir que la cicatriz sea de muy buena calidad. 

Lipofilling Surco Nasoyugal y Region Malar

Es un procedimiento que asociamos muy frecuente al lifting cervicofacial. Consiste en la inyección de grasa, que previamente hemos obtenido del paciente, en  la zona del surco nasoyugal, conocido coloquialmente como “pliegue de la amargura” 

Utilizamos cánulas muy finas (0.7-0.9 mm) para inyectar la grasa. Muy frecuentemente infiltramos grasa también en la región malar (pómulo), consiguiendo así un rejuvenecimiento de todo el tercio medio facial 

¿Cómo será todo el proceso?

Primera consulta

En la primera consulta te realizamos una historia médica completa, recogiendo tus antecedentes médicos y quirúgicos de interés. Te realizaremos una exploración física concienzuda para determinar cuánta piel te sobra, la necesidad o no realizar colgajo de SMAS y si será necesario  la incisión en el área submentoniana 

Valoraremos la necesidad de asociar una blefaroplastia al lifting si existe exceso de piel en párpado superior y  bolsas que requieran ser extirpadas en el párpado inferior, el exceso cutáneo previsto y le necesidad de completar el procedimiento con un ipofilling. 

Consulta preoperatoria 

En la consulta preoperatoria revisamos el estudio preoperatorio (analítica, electro…),  

Realizaremos fotografías preoperatorias que nos serán de gran utilidad para planificar la cirugía y consultarlas si es necesario durante la cirugía. 

El día de la cirugía 

Acudirás al hospital a la hora indicada en ayunas. Te ducharás antes de acudir al hospital y habrás tomado la medicación preanestésica, la noche previa a la cirugía y el mismo día de la misma, que te ayudará a disminuir la ansiedad preoperatoria y a mejorar el despertar. Tras la cirugía pasarás a la unidad de reanimación donde permanecerás habitualmente unos 45 minutos tras la finalización de la cirugía y posteriormente te llevarán a tu habitación 

Cuando estés en la cama es preferible que no uses almohada y mantengas el cuello en extensión y el cabecero de la cama incorporado 

Te quedarás ingresada en el hospital 24 horas

Primer día postoperatorio 

Al día siguiente de la cirugía te realizaremos la primera cura:  te curaremos las incisiones y te retiraremos los drenajes. Te recomendamos que realices reposo relativo intentando limitar la movilidad facial excesiva. La recuperación será casi completa en torno a los 15 días. A partir de este momento te permitiremos maquillarte para cubrir restos de hematoma que puedas tener y zonas de piel enrojecidas. Limitaremos la actividad deportiva durante 4 semanas. 

Realizamos revisiones en las semanas siguientes; posteriormente a los 2,4 y 6 meses en el momento que haremos las fotos postoperatorias y te daremos el alta definitiva. 

Conclusiones 

El lifting es una intervención quirúrgica gracias a las cual obtenemos un gran rejuvenecimiento facial. Es una cirugía con un elevado índice de satisfacción con cicatrices largas pero poco perceptibles.  

CASO 1

PRE – POST


¿Te sientes identificada? Queremos ayudarte 


Consulta virtual o telemática, no presencialConsulta presencial en el Hospital QuirónConsulta presencial en el Instituto Médico Láser


No quiero que almacenéis mis datos.

  1. Responsable de los datos: Dr. Ignacio Sanz
  2. Finalidad de los datos: Responder al formulario.
  3. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Arsys
  4. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.